martes, 4 de octubre de 2011

El avistamiento ovni de Kenneth Arnold


Introducción:

La descripción de los movimientos de nueve objetos volantes planos como cuando los "platillos saltan sobre el agua", que Kenneth Arnold mencionó después de su vuelo testimonial por el Monte Rainier en el estado de Washington (al noroeste de los EE.UU.), dio lugar a la acuñación del término "platillos voladores" (o discos voladores) por los periódicos de EE.UU. El nombre se quedó y se popularizó a nivel mundial, por lo tanto traducido a varios idiomas significando literalmente la misma cosa. Este término apenas se utiliza hoy en día ya que los objetos avistados vienen en diferentes formas, no sólo en forma de platillo o de disco. Ahora ellos son comúnmente llamados "ovnis".


El encuentro ovni:


El 24 de junio de 1947, aproximadamente a las 2:00 pm, Kenneth Arnold, un piloto de experiencia con más de 9.000 horas de vuelo, estaba volando en su avioneta CallAir A-2 desde Chehalis, Washington hacia Yakima, Washington en un viaje de negocios. Mientras volaba por el Monte Rainier, se desvió de su plan de vuelo cuando se recordó que una recompensa de $5,000 se había ofrecido para la ubicación y los restos de un avión de transporte C-46 del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos que se había estrellado en las cascadas cerca de la ladera suroeste de esa montaña.


Unos minutos antes de las 3:00 pm, (1500 horas) a unos 9.200 pies (2.800 m) de altura y cerca de la ciudad Mineral, Washington, el registro de la zona no reveló nada y Arnold continuó en su rumbo original. De pronto, vio una luz brillante centelleante, similar a la luz del sol cuando refleja en un espejo. Temiendo de que podría estar peligrosamente cerca de otra aeronave, Arnold escudriñó el cielo a su alrededor, pero todo lo que podía ver era un avión DC-4 a su izquierda y detrás de él, a unas 15 millas (24 km) de distancia. El cielo estaba completamente despejado y había un viento suave.



Unos 30 segundos después de ver el primer destello de luz, Arnold vio una serie de destellos brillantes en la distancia a su izquierda, o al norte del Monte Rainier, que entonces estaba de 20 a 25 millas (40 km) de distancia. Pensó que podrían ser reflexiones sobre las ventanas de su avión, pero descartó esta posibilidad cuando su avión comenzó a mecerse de lado a lado. Después de quitarse los espejuelos, y luego de deslizar hacia abajo la ventana de su lado, se dio cuenta que las reflexiones venían de unos objetos voladores. Volaron en forma de una cadena larga, y Arnold por un momento consideró que podría ser una bandada de gansos, pero rápidamente descartó esa posibilidad por un número de razones, incluyendo la altitud, destello brillante, y, obviamente, la muy rápida velocidad. Entonces pensó que podría ser un tipo de avión jet nuevo y comenzó a buscar fijamente por una cola y se sorprendió de que no podía encontrar ninguna.



Rápidamente se acercaron al frente de Monte Rainier, por lo general los objetos parecían oscuros contra el campo de nieve blanca y clara que cubría la montaña, pero de vez en cuando todavía emitían destellos de luz brillantes cuando se volteaban erráticamente. Dijo que a veces se podían ver lateralmente tan delgadas y planas que eran prácticamente invisibles. Arnold los describió como objetos con forma convexa, aunque más tarde reveló que uno de los objetos era diferente de forma media luna. Al principio, él describió sus movimientos como "platillos saltando sobre el agua", sin comparar sus formas actuales a los platillos. En un momento, Arnold dijo que volaron detrás de una subcima (o subpico) del Monte Rainier y brevemente se desaparecieron. Conociendo su posición y la posición de la subcima desconocida, Arnold evaluó su distancia, según pasaron volando cerca del Monte Rainier, a unas 23 millas (37 km).



Arnold estimó su tamaño angular como siendo un poco más pequeño que el DC-4 que acababa de ver, alrededor de 18 metros. También se dio cuenta de que los objetos tendrían que ser bastante grande para ver todos los detalles a esa distancia y más tarde, después de comparar notas con una tripulación de United Airlines (aerolínea norteamericana) que había tenido un avistamiento similar 10 días más tarde (ver abajo), estimó el tamaño absoluto como más grande que un avión DC-4 ó superior de 100 pies (30 m) de longitud. Los analistas de la Fuerza Aérea del Ejército (en aquel entonces la fuerza aérea era parte del ejercito) estimaron más tarde su tamaño como de 140 a 280 pies (85 m), basado en el análisis de la agudeza visual humana y otros detalles de observación como la distancia estimada.

Arnold dijo que los objetos estaban moviéndose en un plano más o menos en nivel horizontal y tejían de lado a lado, "como la cola de un cometa chino" (véase abajo las definiciones de la palabra “cometa” en diferentes países), Maniobrando por los valles y alrededor de los menores picos montañosos. De vez en cuando ellos se volteaban o se ladeaban en sus bordes al unísono cuando viraban o maniobraban causando destellos brillantes como reflejos de espejo que casi cegaban. El encuentro le dio una "sensación espeluznante", pero sospechaba que él había visto pruebas de vuelos de aviones militares nuevos de los Estados Unidos.



Cuando los objetos pasaron por Monte Rainier, Arnold viró su avión hacia el sur en un curso más o menos paralelo. Fue en este momento que él abrió la ventana de su lado y comenzó a observar los objetos sin obstáculos de cualquier cristal que pudiera haber producido reflexiones. Los objetos no desaparecieron y siguieron avanzando muy rápido hacia el sur, continuando moviéndose hacia delante de su posición. Él comenzó a medir el tiempo según avanzaban desde el Monte Rainier al Monte Adams. Usando el reloj en su panel de instrumentos, se determinó que viajaban entre ambas montañas en un minuto y cuarenta y dos segundos. Más tarde él hizo el cálculo para determinar su velocidad (véase abajo).

Arnold comparte la historia:

Arnold aterrizó en Yakima alrededor de la 4:00 pm (1600 horas), y rápidamente les dijo a un amigo y al gerente general del aeropuerto, Al Baxter, de la increíble historia, y en poco tiempo, el personal del aeropuerto entero sabía de las reclamaciones de Arnold. Él más tarde escribió que Baxter no le creyó.

Arnold voló a una exhibición aérea en Pendleton, Oregón, sin saber que alguien en Yakima había llamado por teléfono en adelantado diciendo que Arnold había visto unas nuevas aeronaves extrañas. Fue en este momento en que Arnold estudió sus mapas para determinar la distancia entre el Monte Rainier y el Monte Adams. Se enteró de que ambas montañas están separadas cerca de 50 millas (80 km) de distancia y con la medida de tiempo hecha mientras estaba en su avión (de un minuto y cuarenta y dos segundos), él calculó la velocidad de más de 1.700 millas por hora (2.700 km / h). Esto fue aproximadamente tres veces más rápido que cualquier avión conocido en 1947. Sin saber exactamente la distancia donde los objetos se perdieron de vista, Arnold conservadoramente y arbitrariamente aproximó esto a 1.200 millas (1.900 km) por hora, aún más rápido que cualquier avión conocido, que todavía tenía que romper la barrera del sonido en aquel momento. Esta velocidad supersónica, además de su forma inusual (la descripción de plato o disco), parecen captar la atención del público.

Les dijo a varios amigos pilotos, y más tarde escribió que no se burlaron o se rieron. En su lugar, sugirieron que tal vez él había visto misiles guiados o algo nuevo, aunque Arnold sintió que esta explicación es inadecuada. También escribió que algunos ex pilotos del ejército le dijeron que habían sido informados antes de entrar en combate "que podrían ver objetos de formas similares y diseños (Foo Fighters) como he descrito y me aseguraron que yo no estaba soñando o volviéndome loco."

Los periodistas no entrevistaron a Arnold hasta el día siguiente (25 de junio), cuando fue a la oficina del periódico "East Oregonian" en Pendleton. Cualquier escepticismo que los periodistas podría haber albergado se evaporó cuando entrevistaron a Arnold en profundidad; como el historiador Mike Dash anota: "Arnold tenía todas las características de un testigo confiable. Él era un hombre respetado de negocios y un experimentado piloto... y parecía que no exageraba lo que había visto, ni añadía detalles sensacionales a su informe. También dio la impresión de ser un observador atento... Estos detalles impresionaron a los periodistas que lo entrevistaron y dieron credibilidad a su informe".

Arnold pronto se quejaría de los efectos de la publicidad en su vida. El 27 de junio, informaron que él dijo: "No he tenido un momento de paz desde la primera vez que conté la historia." Entonces él dijo que un predicador lo había llamado y le dijo que los objetos que vio fueron "presagios del fin del mundo" y que el predicador estaba preparando su congregación "para el fin del mundo". Pero eso no era mitad tan malo como un encuentro que tuvo con una mujer en un café en Pendleton, quien lo miró y salió corriendo gritando: "Ahí está el hombre que vio a los hombres del planeta Marte." Ella salió corriendo "sollozando que tendría que hacer algo por sus niños" Arnold fue reportado diciendo "lo dijo temblando".

Arnold habla de posibles orígenes no terrenales:

El 7 de julio de 1947, dos historias salieron donde Arnold estaba planteando de nuevo el tema de los posibles orígenes extraterrestres, tanto como su opinión y de aquellos que le habían escrito. En un artículo de "Associated Press", Arnold dijo que había recibido cantidades de cartas de fanáticos dispuestos a ayudar a resolver el misterio, nadie lo llamó un "excéntrico". Como el predicador anterior que hablaba del apocalipsis que Arnold mencionó, muchos de los escritores pusieron una interpretación religiosa a su avistamiento. Pero otros, él dijo, "sugirieron que los discos eran visitas de otro planeta." Arnold añadió que él había comprado una cámara de cine, que ahora la llevaría en cada vuelo, con la esperanza de obtener pruebas fotográficas de lo que había visto.

La publicidad y los orígenes del término "platillo volador":

En junio 25, el relato de Arnold primero apareció en numerosas ediciones periodísticas de los Estados Unidos, y de Canadá. El 26 de junio en algunos periódicos extranjeros y, posteriormente, a menudo en la primera página. Sin excepción, la historia de Arnold inicialmente fue publicada con un tono serio y ecuánime. Los primeros reporteros que entrevistaron a Arnold fueron Nolan Skiff y Bill Bequette del periódico "East Oregonian de Pendleton", del estado de Oregón el 25 de junio, y la primera historia sobre el avistamiento de Arnold, escrito por Bequette, apareció en el periódico el mismo día.

El término aparece:


A partir de junio 26 y 27 de junio, los periódicos primero empezaron a utilizar los términos "platillo volador" y/o "disco volador" para describir los objetos avistados. Por lo tanto, el avistamiento de Arnold se le atribuye el origen de estos términos populares. El origen verdadero de los términos es algo controvertido y complicado. Jerome Clark cita un estudio de 1970 por Herbert Strentz, que revisó los reportes periodísticos de los Estados Unidos sobre el avistamiento ovni de Arnold, y concluyó que el término fue probablemente debido a un editor o escritor titular. Él personalmente no utilizó el término "platillos voladores" ni "discos voladores" en los periódicos, sólo los describió usando las palabras como "platillos" y "discos" para describir sus formas. Sin embargo, le dieron crédito a Arnold con haber acuñado los términos "platillo volador" y "disco volador", cuando en realidad fueron los periódicos de EE.UU. que acuñaron el término.

Citaciones de Arnold en la prensa (traducida):

Al día siguiente (26 de junio) las siguientes citaciones fueron atribuidas a Arnold:

1) United Press: "Tenían forma de platillos y eran tan finas que apenas se podían ver..."

2) Associated Press: "Él dijo que eran objetos brillantes como platillos, las llamó "aeronaves"... También describió los objetos "como platillos" y su movimiento como un pez volteándose en el sol"... Arnold describió los objetos "planos como un pastel en sartén."

3) Associated Press: Él dijo que "Ellos volaron con un movimiento peculiar zambulléndose, ‘como un pez volteándose en el sol’. … Él dijo que parecían volar casi como si estuvieran atados juntos - si uno zambullía, los demás lo hacían también".

4) Chicago Tribune: "Eran de color plateado y brillante y parecían tener la forma de un plato de pastel... Estoy seguro de que eran unidades independientes, porque tejían volando como la cola de un cometa".

El 27 de junio fueron las siguientes citas:

5) Portland Oregon Journal: "Tenían forma de media luna, ovalada en la parte delantera y convexa en la parte trasera. ... No había bultos o cubiertos, pareciéndose a un disco grande plano". ... Arnold dijo que los objetos tejían", como la cola de un cometa chino''.

6) Dos semanas más tarde, Arnold sigue refiriendo a la forma de los objetos a "platillos" o "como un platillo". En el periódico "Portland Oregonian" el 11 de julio, fue citado diciendo: "Yo en realidad vi a un tipo de aeronave un poco más largo que ancho, con un espesor cerca de un vigésimo de su anchura. ... Supongo que los platillos estaban 23 millas (37 km) de distancia."

Declaración al ejército:


En una declaración escrita a la inteligencia de las Fuerzas Aéreas del Ejército (AAF) al día siguiente (12 de julio), Arnold anotó unos bocetos de las naves típicas que iban en cadena de nueve objetos y varias veces se refirió a los objetos "como platillos". Al final del informe, dibujó un croquis cómo los objetos parecían cuando en su máximo acercamiento al Monte Rainier. Él escribió: "Ellos parecían más largo que ancho, sus grosor era cerca de un vigésimo (1/20) de su anchura (Véase el dibujo de Arnold a la izquierda). En cuanto al movimiento, Arnold escribió: "Volaron como muchas veces he observado los gansos volar en una forma diagonal como en línea de cadena como si estuvieran vinculados juntos. Parecían tener una dirección definida, sino que se desviaban entrando y saliendo de los picos altos de las montañas". También habló de cómo ellos se "volteaban y destellaban en el sol".

Un objeto variante:

Para complicar aún más la descripción de la forma, un mes después de su avistamiento, Arnold fue a participar en el extraño incidente de la isla de Maury. Un editor de una revista lo mandó a Tacoma para que lo investigue, aunque finalmente entregó la investigación a la AAF (Fuerzas Aéreas de Ejército).

Avistamiento de Rhodes
En una reunión con dos funcionarios de inteligencia de la AAF (los mismos que lo entrevistaron el 12 de julio y quienes él había escrito su informe), Arnold reveló por primera vez que uno de los nueve objetos era diferente, era más grande y con forma de media luna llegando a un punto atrás. Fue en este momento en que Arnold fue mostrado también las fotos de Rhodes de un objeto en forma de media luna sobre la ciudad de Phoenix, que Arnold consideró auténticos por su forma inusual.



Algunos señalan que el objeto en el dibujo tiene un extraño parecido al diseño alemán de la Segunda Guerra Mundial, el Horten Ho 229, a veces afirmando aún más que era tecnología capturada de los alemanes que los estadounidenses estaban probando. Pero no hay evidencia histórica de ningún tipo que apoye esto.




Informes ovni generalizados después del avistamiento de Arnold:

En las semanas que siguieron la historia de Arnold de junio de 1947, por lo menos varios cientos de informes de avistamientos similares inundaron la prensa en los EE.UU. y en todo el mundo – la mayoría describiendo los objetos con forma de platillo. Un avistamiento por una tripulación de United Airlines (aerolínea estadounidense) de otros nueve objetos en formas de discos sobre el estado de Idaho el 4 de julio, probablemente obtuvo más cobertura en los periódicos que la observación original de Arnold, y abrió las compuertas de la cobertura mediática en los días siguientes.

Bloecher recogió 853 informes de avistamientos de discos voladores de ese año de 140 periódicos de Canadá, Washington DC, y cada estado de los EE.UU., excepto Montana. Esto era más reportes de ovnis en 1947 que la mayoría de los investigadores jamás sospechaban. Algunas de estas historias fueron muy mal documentadas o fragmentadas, pero Bloecher argumentó que alrededor de 250 de los informes más detallados (por ejemplo, los avistados por los pilotos o por científicos, por múltiples testigos, o los respaldados por fotos) hicieron un caso muy convincente para un auténtico misterio.



Intrigando a la historia de Arnold aún más, los militares de EE.UU. negaron haber tenido aviones en la zona del Monte Rainier en el momento de su avistamiento. Asimismo, el 6 de julio, la especulación surgió en artículos de prensa que los objetos que fueron avistados fueron debido a la "ala volante" o del "flying flapjack," (un avión con forma de disco). Ambos eran aviones experimentales en desarrollo por los militares estadounidenses en el momento. Los militares reiteraron que ninguno de los aviones podría explicar los avistamientos, que también son confirmados por registros históricos.

El caso ovni más famosos durante este período fue el incidente ovni de Roswell, la supuesta recuperación militar de un disco volador que se estrelló, la historia que se popularizó el 8 de julio de 1947 (eso sucedió después del avistamiento de Arnold). Para calmar la creciente preocupación del público, éste y otros casos fueron desacreditados por los militares en los días siguientes como avistamientos erróneos de globos meteorológicos. Poco antes de la historia de Roswell publicarse, la Fuerza Aérea del Ejercito en Washington emitió un comunicado de prensa diciendo que tenía el asunto bajo investigación y que había decidido que los discos voladores definitivamente no eran "armas secretas bacteriológicas diseñada por alguna potencia extranjera", "nuevos tipos de cohetes del ejército", o "naves espaciales".

Otros avistamientos por Arnold y su opinión:


En una entrevista de 1950 con el periodista Edward R. Murrow, Arnold dijo haber visto objetos similares en otras tres ocasiones, y dijo que otros pilotos que volaban por el noroeste de los EE.UU. habían avistado tales objetos como ocho veces. Al principio los pilotos sintieron el deber de informar los objetos a pesar de las burlas, él dijo, porque pensaban que el gobierno de EE.UU. no sabía lo que eran. Arnold no afirmó que los objetos eran naves espaciales extraterrestres, aunque sí dijo: "siendo un americano de nacimiento, si no están hechas por nuestra ciencia o por nuestra Fuerza Aérea del Ejército, me inclino a creer que es de un origen extraterrestre." Luego añadió que pensaba que todo el mundo debe preocuparse, pero "no creo que sea algo para la gente ponerse histérica".


La primera publicación de la revista Fate (1948) incluyó el artículo "The Truth About The Flying Saucers" (La verdad sobre los platillos volantes) escrito por Arnold. En el año 1952, describió sus experiencias en el libro "The Coming of the Saucers" (La venida de los platillos), que él y un editor amigo llamado Raymond A. Palmer publicaron.















La cometa —también conocida con otros nombres en diferentes países: Véase abajo.


Latinoamérica:

barrilete, en Argentina, Uruguay, la costa norte de Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.
chichigua
, en República Dominicana.

chiringa
, en Puerto Rico. En Cuba designa a un papalote rústico de papel.

cometa
, en Colombia, Ecuador, Panamá, Perú, Nicaragua, Uruguay y Estado Táchira de Venezuela, a veces México y Chile.

lechuza
, en Nicaragua.

pandorga
, en Paraguay, y zonas de las provincias de Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Misiones, Santa Fe y Santiago del Estero en el noreste y centro-norte de Argentina, en los departamentos de Salto, Soriano y Paysandú en el litoral uruguayo, y en los Estados brasileños de Santa Catarina y Río Grande del Sur, fronterizos con Argentina y Uruguay, respectivamente.

papagayo
, en Venezuela, y en los Estados de Campeche, Tabasco y Yucatán, sureste de México. Proviene del portugués papagaio, ‘cometa’, y originalmente del pájaro papagayo.

papalote
, en Costa Rica, Cuba y México. Proviene del náhuatl papálotl: ‘mariposa’.

papelote
, en Honduras; proviene del náhuatl papálotl: ‘mariposa’ y el español ‘papel’.

petaca
, en el Estado Zulia, noroeste de Venezuela.

pizcucha, en El Salvador.
zamura, en Venezuela.
volador, en Bolivia y en los Estados Anzoátegui, Bolívar, Monagas, Nueva Esparta y Sucre, este y sur de Venezuela.
volantín
en Chile; departamentos de Cochabamba y Santa Cruz en el centro y este de Bolivia ; provincias de Mendoza, San Juan y Tucumán, oeste y noroeste de Argentina ; Estados Falcón, Trujillo y Zulia, noroeste de Venezuela y municipios de Aguadilla y Mayagüez, oeste de Puerto Rico.

pipa
, papagaio en Brasil.


España:

La cometa (1778). Pintor, Francisco de Goya
En España también recibe otros nombres como:

abilucho, cometa pequeña, en las provincias de Murcia y Alicante, Región de Murcia y Valenciana, respectivamente.
barrilete en la provincia de Cádiz, Andalucía.
cachirulo
(voz usual), biloncha o milocha en la Comunidad Autónoma Valenciana.

estel
en Cataluña e Islas Baleares también * Miloca y milotxa

milorcha
en Aragón.

pandero
en las provincias de Cádiz y Sevilla, Andalucía. En Colombia se usa para referirse a una cometa más grande.

pandorga en las provincias de Cádiz (sobre todo en Chipiona, donde existe un concurso de pandorgas a la antigua usanza desde 1990) y Huelva, Andalucía.
papaventos en Galicia.
sierpe
en el Principado de Asturias.

0 comentarios:

Publicar un comentario



Lajas

Aunque haya habido muchos avistamientos inexplicables en el pueblo de Lajas, la situación allí ha sido amplificada por la cantidad de mentiras y exageraciones por un grupo de supuestos “ufólogos” que ignoran otras áreas de Puerto Rico para promover el turismo en Lajas. Eso quedó evidente cuando mi esposa y mi hija se confrontaron con una terrible experiencia con los extraterrestres en Aguada y ese grupo de charlatanes rechazó nuestra súplica de ayuda. Por supuesto, si hubiera sucedido en Lajas, habrían saltado a la oportunidad para la fama y el turismo para ese pueblo. Esos engaños y mentiras fueron aprobados y sancionados por el entonces alcalde de ese pueblo que nombró a la ruta 303, “ruta extraterrestre”. La idea de construir un “ovnipuerto”, “los avistamientos de la llorona”, y el mayor engaño de todos, “de que un OVNI se estrelló allí” sólo podría encontrarse en una novela de ciencia ficción.

Por Nelson Rivera
Lea más

Horóscopo

中文(简体) Português English (US) Français Deutsch Italiano 日本語 한국어 Русский Español

Suscriba a este blog via →

El alien bailarín

Acerca de mí

Ufólogo, investigador criminal, músico, dibujante y escritor.


Yo trabajé 20 años para el Departamento de Corrección de la Ciudad de Nueva York. Primero como un Oficial de Corrección por 4 años, Capitán por 12 años y como "Deputy Warden" (diputado de prisión) por 4 años. Como agente de la policía y como supervisor, yo he conducido numerosas investigaciones criminales, algunas para alegaciones inimaginables.


En junio de 2005, después de mi retiro, me mudé a Puerto Rico con mi familia en donde mi esposa e hija tuvieron unas experiencias extraordinarias con extraterrestres. Estos encuentros con los alienígenas y abducciones subsecuentes de mi mujer y la falta de ayuda de los supuestos, "ufólogos" aquí en la isla, me llevó a involucrarme en el campo de la ufología y en la necesidad de ayudar a otros que han tenido experiencias similares.


Sobre PRUFON


PRUFON, Puerto Rico UFO Network, Inc., es una organización sin fines de lucro que lleva a cabo serias investigaciones y no conduce ninguna investigación que sea absurda. Nuestro objetivo es encontrar la verdad y las repuestas de unas de las más difíciles preguntas relacionadas con los avistamientos de OVNI, encuentros con los extraterrestres y abducciones alienígenas, etc. No estamos afiliados con ningún otro grupo ufológico en Puerto Rico ni en el mundo. PRUFON fue fundado en la ciudad de Aguadilla, Puerto Rico en septiembre de 2009 para compartir con el público lo que hemos logrado y hemos investigado en los campos relacionados con la ufología.


Esta red de Internet ofrece una perspectiva diferente en la vida, y trabaja duro para mantenerle informado sobre los fenómenos inexplicables que ocurren en la isla de Puerto Rico y en el Caribe. Colectamos y recopilamos informaciones sobre los objetos volantes no identificados (OVNIS) y otros fenómenos inusuales que los medios de comunicación (la prensa) y la ciencia no están dispuestos de exponer al público, ni quiere estudiar, ni si quiera reconocer.


Cualquier encuentro o avistamiento inusual que usted haya tenido y desea una investigación y/o desea publicarlo en este sitio Web, puede ponerse en contacto con PRUFON en prufon@gmail.com. Usted se mantendrá anónimo(a) si lo indica por escrito.







La historia completa está en YouTube AQUÍ