viernes, 16 de abril de 2010

Avistamiento de dos OVNIS en la playa de Mayagüez, Puerto Rico

Información compilada y traducida por PRUFON

1977, Mayagüez, Puerto Rico dos OVNIS resplandecientes grandes entran y surgen del Océano.

Dos ovnis grandes brillantes volaron lentamente sobre una ciudad puertorriqueña, se establecieron en el Océano Atlántico, aproximadamente a una milla de la costa y parecía entrar y salir del mar varias veces mientras cerca de 2,000 personas miraban.

Dos pescadores en un barco cerca estaban tan asustados que apenas podían encender el motor, y algunas personas en la costa pensaban que era el fin del mundo. El incidente ocurrió en Mayagüez, la tercera ciudad más grande de Puerto Rico, ubicada en el extremo occidental de la isla.

Los objetos fueron vistos por primera vez de 9:00 a 9:30 de la noche el 13 de septiembre de 1977. El primer objeto se desvaneció al cabo de media hora o así, pero el segundo fue visto en movimiento sobre la Bahía de Mayagüez durante varias horas, desapareciendo finalmente en torno de las tres de la mañana.

"Un montón de gente tenían miedo", dijo el sargento de la policía de Mayagüez, Ramón Ramírez.

Él observó los objetos durante un tiempo pero luego se dedicó el resto de la noche a vigilar a la muchedumbre y el tráfico. "Era un objeto extraño para ellos y no sabían lo que era."

Uno de los testigos fue Juan Pérez Rodríguez, de 26 años de edad, él operaba un puesto de hamburguesas en la playa donde la multitud más grande se reunía.

"Algunas personas se asustaron, especialmente la gente de edad", él dijo. "Tenían miedo, no sabían lo que era. Algunas personas pensaban que eran cosas de Dios y que era el fin del mundo".

Rafael López y su medio hermano, Arturo Rivera, estaban en un bote de pesca en la bahía cuando uno de los objetos cayó cerca de ellos. Ambos se asustaron y se fueron a la orilla.

"Una vez que llegué a la playa ni siquiera podía pararme al principio porque temblaba de miedo", dijo López, de 29 años de edad. "Todo mi cuerpo estaba temblando. Yo estaba muy asustado".

Él y Rivera, de 36 años de edad, habían estado pescando desde las 4:00 de la tarde, aproximadamente a una media milla de la costa. Ellos estaban al oeste de Columbus Landing, una urbanización a lo largo de la bahía. López dijo que sólo vieron a uno de los objetos. “Eso fue a las 9:30 de la noche.

El SONIDO DE “LOS GRILLOS” ES ESPANTOSO:

"Se apareció cerca de nosotros, no vimos de dónde vino. De repente nos dimos cuenta que estaba cerca de nosotros en el agua, y cuando lo vimos por primera vez, parecía pequeño, y luego parecía crecer muy grande.

"Al principio no teníamos miedo. Nos alegramos porque pensamos que era otro barco acercándose a nosotros. Entonces nos dimos cuenta que no era un barco y comenzamos a tener miedo.

"Nosotros estábamos escuchando un sonido como un grillo chillando. Tuve la impresión de que era un grillo en el interior del barco. He tenido grillos en el bote antes y todo lo que tengo que hacer es dar cantazos en los lados del bote y se quedan callados. Pero no importaba los cantazos, no se calló, seguía chillando.

"Mientras no nos moviéramos, el objeto se permanecía estable en el agua y parecía que se hacía más pequeño y luego más grande. Y cuando se volvía grande, se volvía mucho más brillante y entonces se cambiaba de colores. Cuando se volvía más brillante, cambiaba de amarillo a un color anaranjado.

"Entonces nos asustamos y decidíamos irnos. Pero el barco se había quedado sin gasolina. Hemos tenido un poco de gasolina en una botella, pero estábamos muy nerviosos en ese momento. Tratamos de sacarle el tapón al motor para echar la gasolina pero no pudimos porque estábamos muy nerviosos.

"Y todo este tiempo el objeto seguía acercándose más y más cerca de nosotros y nos hacía cada vez más nervioso. Por fin, sacamos el tapón, el motor prendió y pudimos ir a hacia la playa. "

Después de llegar a la costa ellos recuperaron del susto, y los dos se fueron a sus respectivos hogares.

"Cuando llegue a mi casa, que está muy cerca de la playa, me puse a ver el objeto de nuevo", dijo López. "Esta vez se movía muy rápido. Parecía que se desaparecía y reaparecía otra vez de una gran distancia de donde se había desaparecido primero, lanzando hacia adelante y hacia atrás.

"He sido pescador por mucho tiempo y he estado en esas aguas por muchos años y nunca he visto algo como lo que vi esa noche." Se le preguntó qué él pensaba del objeto, López dijo: "En mi opinión, se trataba de un OVNI, un platillo volador".


EL TENIENTE DE LA POLICÍA MIRA:

La policía de Mayagüez recibió tantas llamadas que tuvo que enviar refuerzos al área playera de Columbus Landing, donde miles de curiosos crearon una crítica situación en el tráfico vehicular. El propio teniente Grácia se personó al lugar y posteriormente rindió el informe #5-11-0814 en base a su experiencia.

El teniente de la policía de Mayagüez, César Grácia, observó los objetos la mayor parte de la noche. “Otros pescadores estaban en la orilla esa noche”, él dijo, “pero la policía no permitió que ellos salgan en sus barcos para investigar por causa de peligro posible. Pero los pescadores, dijeron muy claro que ellos no tuvieron intención y ninguna razón de salir para allá."

Grácia, que estuvo encargado del turno de la policía esa noche, dijo que observó los objetos de vez en cuando desde las 9:00pm, hasta la 1:00 de la mañana. Él estaba en un carro de patrulla solo cuando notó por primera vez una de las luces.

"Vi algo en el cielo que yo no sabía lo que era", dijo Grácia. "Estaba como 1,500 pies sobre la carretera número dos, una bola grande iluminada cerca de seis pies de diámetro. Iba hacia la playa muy lenta."

El teniente se dirigía hacia el Hotel Hilton de Mayagüez en el norte de la ciudad en aquel momento y él continuó al hotel.

"Yo estaba en el estacionamiento del Hotel Hilton, cuando me llamaron del cuartel de la policía", dijo Grácia. "Me dijeron que vaya a la playa, porque mucha gente estaba observando algo extraño.

"Cuando llegué allí, el objeto se mantenía inmóvil sobre el agua unos dos o tres millas de la playa. Había cerca de 500 personas viendo. Hay alrededor de cuatro áreas de vivienda pública allí mismo y toda la gente de las áreas de viviendas se encontraba allí.

"Vi una luz que iba hacia la playa, pero cuando llegué allí me di cuenta de que habían dos objetos en el agua, no junto, pero quizás una milla separado de uno al otro. Se colocaban sobre el agua, casi al nivel del agua.

"Debido a la distancia no podía decir si estaban a unos pies sobre el agua o si en realidad estaban tocando el agua. El primer objeto se quedó cerca de una hora, pero el segundo duró menos de cuatro horas.

"Yo no pude quedarme porque tenía otras obligaciones, pero yo estaba allí por bastante tiempo. Más tarde volví otra vez y eso siguió pasando y me fui una vez más.

LA GUARDIA COSTERA DE LOS EE.UU. NO ESTÁ INTERESADA:

"Cuando el primero se desapareció, vi cuando se fue. Cuando el segundo se desapareció, yo no estaba allí. Paré más de una vez esa noche por unos cinco minutos cada vez. Yo no podría decir exactamente que no se había movido, pero estaba más o menos en el mismo lugar. "

Cuando él primero vio el objeto, él dijo, "era de color rojizo-anaranjado. Cuando la vi en el cielo era de un color rojizo. Era brillante pero no dominante.

"Ahí podían haber quizás 500 personas en la zona donde yo estaba mirando y a lo largo de la costa entera había otras personas mirando. Un grupo de oficiales en servicio esa noche también vio, entre cinco a diez oficiales.

"Llamamos a la Guardia Costera pero no vinieron. La respuesta que nos dieron fue que la policía tenía que verificarlo primero, que si había una emergencia verdadera, entonces la Guardia Costera sería despachada”.

La Guardia Costera de los EE.UU. tenía un pequeño contingente de hombres con varios helicópteros estacionados en lo que era Ramey Air Force Base, en la ciudad de Aguadilla unas 35 millas al norte de Mayagüez.

"No sé de otra base con helicópteros en la zona," dijo el teniente Grácia. "La Guardia Costera es la única unidad militar aquí.

"Hubo muchas, muchas llamadas telefónicas al cuartel de la policía esa noche. El día siguiente, otro objeto se veía, pero parecía más pequeño, y habido otros avistamientos desde ese tiempo, pero no hemos hecho ningún informe sobre ellos."

El sargento de policía Ramírez, con más de 11 años de experiencia en la fuerza policial, estaba cerca de la zona donde el objeto fue visto por primera vez.

"Vi la gente reuniéndose a lo largo de la playa, así que paré mi carro. Yo estaba muy curioso, no sólo porque allí había gente, sino porque estaban mirando hacia arriba. Así que me detuve y vi la luz que era muy brillante. Alrededor de 20 segundos después, el otro entró en el agua también.

"Cuando salí del carro vi la caída del objeto en el agua, muy brillante y como si estuviera dividido. Primero uno se hundió en el agua. Como 20 segundos después, el otro entró en el agua también. Zigzagueó un poco antes de caerse y apagarse. Eso fue a las 9:30 de la noche. Me quedé en el área para mantener el tráfico en movimiento y ver lo que la gente estaba haciendo por si acaso había un incidente o algo.

POLICÍA RECIBE "MUCHAS LLAMADAS":

"La gente salía de sus casas para ver los objetos y también llegaban en sus vehículos, los estacionaban al lado de la calle. Fuimos a la playa para ver lo que estaba sucediendo. Yo me quedé hasta la medianoche, sobre todo mantener un ojo en el grupo por si acaso ocurre un problema”.

Ramírez dijo que se quedó casi hasta la medianoche dirigiendo el tráfico. Al describir el objeto que vio por primera vez, él dijo: "Era bastante ancho, como una naranja-amarilla clara. No sé exactamente el tamaño. Según bajaba más grande se ponía. Se trataba de un gran tamaño.

"La policía recibió muchas, muchas llamadas telefónicas, toda la noche. Llamamos a la Guardia Costera, pero no llegó. Dijeron que no era una emergencia”.

Se le preguntó qué pensaba que los objetos eran, Ramírez dijo: "Creo que eran objetos de misterio. Me impresionó lo que vi. "

El teniente de la Policía de Mayagüez, Luis Camacho no vio los objetos, pero dijo: "Hubo muchos otros oficiales que vieron eso".

Juan Pérez, propietario de un puesto de hamburguesas en la playa, dijo: "Un amigo se preocupó y me llamó a casa porque había demasiados automóviles en nuestro estacionamiento. Llegué a las 10:00pm y vi a uno de los objetos.

"Era del tamaño de una pelota de baloncesto, muy brillante, amarillo-naranja. Estaba como 200 pies sobre el agua y luego se bajó y se mantuvo cerca al agua y desapareció en el agua y la luz se apagó.

"El segundo objeto subió y bajó de nuevo en el agua, algo como prendiendo y apagando. Subió arriba y bajó de nuevo y era constante. Entraba y salía del agua como 10 veces. Tomó cerca de cuatro o cinco minutos cada vez que lo hacía. Iría a unos seis pies sobre el agua y volvía a caer en el agua".

Él dijo que había de 100 a 150 automóviles estacionados en el aparcamiento al lado de su negocio de hamburguesas "y alrededor de 700 ó 800 de personas. He vendido mucho esa noche, ¡Vendí 400 dólares más de lo regularmente vendo!

"No creo que fue un avión o helicóptero, o la Guardia Costera o algún barco. Creo que los objetos eran extraños. Estoy acostumbrado de ver barcos y aviones, y todos esos barcos grandes viniendo, y esto fue muy diferente. La gente estaba muy sorprendida. La gente me preguntaba: "¿Qué crees que podría ser?"

LOS BINOCULOS REVELA "BOLA DE FUEGO":

Víctor Mantilla, estudiante de negocios, acababa de regresar a su casa en Columbus Landing, un proyecto de viviendas públicas, a la 8:45pm estaba hablando con varios amigos, todos de su edad. Hablando por sí mismo, Alberto Soto, Ángel Ballester, Orlando Nieves y otros en la entrevista, Mantilla dijo:

"Yo acababa de llegar de la escuela. Me senté con los muchachos y de repente vimos una luz cruzar por encima de nosotros hacia la playa. Vi a dos objetos, dos luces de color amarillo-naranja. Corrimos hacia la playa, a dos cuadras de distancia. Los objetos estaban unos 100 pies separados. La gente comenzó a llegar.

"De repente, una luz acaba de entrar el en agua y se apagó y de repente salió del agua. El primero se apagó, y el otro cruzó a la derecha (norte) y se mantuvo casi dos o tres pies sobre el agua hasta la 1:00 de la mañana. Me fui como a la 1:00am, pero la gente se quedó porque todavía estaba allí ".

Mantilla tenía un par de binóculos y dijo que el objeto parecía "una bola de fuego tal vez de 2½ pies a 3 pies de ancho. No oí ningún ruido.

"Había miles de personas allí esa noche. Estaban por todo lado en la playa. El grupo donde yo estaba, era aproximadamente de 800 y tenía que haber cientos más en otros lugares, fácilmente podría haber sido 2,000 personas.

"Todo el mundo que pasaba en un auto, lo estacionaba y miraba. El objeto se podía ver muy claro. Un montón de gente tenía miedo.

"Era una luz muy fuerte. Encendía el agua. Se podía ver el reflejo de la luz y era tan fuerte que se podía ver las olas. Cuando pasó por encima del caserío, toda esta zona del proyecto de vivienda se puso muy alumbrada, muy clara.

“Un objeto parecía que tenía problemas según iba pasando por encima, Mantilla dijo, "se detuvo de repente y luego siguió su camino. Hacía un movimiento sacudido. Se metía en el agua, volvía de nuevo un poco a la derecha y luego se detuvo otra vez.

“Cuando los objetos salían afuera sobre el agua, el de la izquierda se apagó, giró a la derecha y se cayó en el agua. El otro cruzó a la derecha y dio la vuelta por una boya."

INCLINA DE LADO Y ENTRA LA BAHIA:

Luis Báez, quien también vivía en Columbus Landing, dijo: "Yo estaba jugando billar y alguien dijo, '¡Mira!" Salí afuera con mi palo de billar, y veo esa cosa. Era algo agradable para ver, era redondo como una manzana. Era bonito, y redondo. Se fue hacia la playa.

"Guardé el palo de billar y bajé a la playa a mirar. Un amigo dijo: "Esa cosa que está esperando allí no es un barco de pesca." Le dije: 'Claro que es un barco' y él dijo: ¡'No lo es'! Entonces el que voló por encima del caserío venía cerca del otro. Estuvieron así durante tres o cuatro minutos, Quizás mil yardas separados.

"El más grande, el que esperaba, se inclinó de lado ¡y BLUM en el agua! El pequeño se quedó por un tiempo. Después de media hora o así me fui al techo de un garaje y me acosté a mirar. Quería asegurarme de que si se movía o no.

"Y pude ver esa cosa subir... bajar... de esta forma a la derecha, de nuevo volvía y un par de veces se fue para este lado en el agua. Se podía ver el agua destellando. Nunca entró completamente en el agua.

"Hizo eso un par de veces, sube, baja, se dirigió hacia la playa, pero no muy cerca y regresaba. A la 1:00 de la mañana me fui a casa a dormir. Tenía que levantarme temprano en la mañana.

"Así que yo me fui a dormir, me fui a trabajar y cuando regresé le pregunté a unos de mis amigos qué le sucedió a el que estaba allí. Bueno, a las tres de la mañana se desapareció. Había cerca de mil personas en la playa donde estaba. "

Al preguntarle si él pensaba que lo que había visto era un barco, avión o helicóptero, Báez dijo: "nosotros quizás no tengamos escuela, pero no somos tontos."

“NO ES ALGO DE ESTE MUNDO”:

Otro testigo fue la señora Auria Andújar, que vivía en la playa menos de una milla al sur del puesto de hamburguesas. Ella no sabía nada acerca de los objetos hasta que su marido llegó a su casa del trabajo como a la 10:30 de la noche y le dijo sobre la multitud de gente que había visto.

"Fui a la playa para ver lo que pueda ver," dijo la señora Andújar. "Tan pronto como me di cuenta que era algo fuera de lo normal, me quedé para ver lo que iba a hacer. Y empezó a moverse dentro del agua y luego se levantó otra vez sobre el agua y volvió a bajar en el agua de nuevo. Ahí me di cuenta de que no era algo de este mundo.

"Era grande, una luz muy brillante del color entre amarillo y mandarina, como el color de llamas. Parecía tener una luz verde por encima. Mi hija, Ida Luz, que vive cerca, vino a mirar también.

"En dos ocasiones se elevó fuera del agua y se acercó a la casa. Cuando estaba a medio camino de donde comenzó, parecía que alumbró una viga de luz hacia la casa, como si fuera un faro. Entonces volvió a entrarse en el agua y cuando estaba abajo del agua, regresaba al mismo sitio y después se alzaba otra vez.

"Lo vi hasta las 2:00 de la mañana. Todavía estaba allí cuando me fui a la cama. Tenía miedo de ir a la cama pero yo tenía miedo de quedarme también en la playa.

"Tenía miedo porque estaba convencida de que no era nada de este mundo".

0 comentarios:

Publicar un comentario



Lajas

Aunque haya habido muchos avistamientos inexplicables en el pueblo de Lajas, la situación allí ha sido amplificada por la cantidad de mentiras y exageraciones por un grupo de supuestos “ufólogos” que ignoran otras áreas de Puerto Rico para promover el turismo en Lajas. Eso quedó evidente cuando mi esposa y mi hija se confrontaron con una terrible experiencia con los extraterrestres en Aguada y ese grupo de charlatanes rechazó nuestra súplica de ayuda. Por supuesto, si hubiera sucedido en Lajas, habrían saltado a la oportunidad para la fama y el turismo para ese pueblo. Esos engaños y mentiras fueron aprobados y sancionados por el entonces alcalde de ese pueblo que nombró a la ruta 303, “ruta extraterrestre”. La idea de construir un “ovnipuerto”, “los avistamientos de la llorona”, y el mayor engaño de todos, “de que un OVNI se estrelló allí” sólo podría encontrarse en una novela de ciencia ficción.

Por Nelson Rivera
Lea más

Horóscopo

中文(简体) Português English (US) Français Deutsch Italiano 日本語 한국어 Русский Español

Suscriba a este blog via →

El alien bailarín

Acerca de mí

Ufólogo, investigador criminal, músico, dibujante y escritor.


Yo trabajé 20 años para el Departamento de Corrección de la Ciudad de Nueva York. Primero como un Oficial de Corrección por 4 años, Capitán por 12 años y como "Deputy Warden" (diputado de prisión) por 4 años. Como agente de la policía y como supervisor, yo he conducido numerosas investigaciones criminales, algunas para alegaciones inimaginables.


En junio de 2005, después de mi retiro, me mudé a Puerto Rico con mi familia en donde mi esposa e hija tuvieron unas experiencias extraordinarias con extraterrestres. Estos encuentros con los alienígenas y abducciones subsecuentes de mi mujer y la falta de ayuda de los supuestos, "ufólogos" aquí en la isla, me llevó a involucrarme en el campo de la ufología y en la necesidad de ayudar a otros que han tenido experiencias similares.


Sobre PRUFON


PRUFON, Puerto Rico UFO Network, Inc., es una organización sin fines de lucro que lleva a cabo serias investigaciones y no conduce ninguna investigación que sea absurda. Nuestro objetivo es encontrar la verdad y las repuestas de unas de las más difíciles preguntas relacionadas con los avistamientos de OVNI, encuentros con los extraterrestres y abducciones alienígenas, etc. No estamos afiliados con ningún otro grupo ufológico en Puerto Rico ni en el mundo. PRUFON fue fundado en la ciudad de Aguadilla, Puerto Rico en septiembre de 2009 para compartir con el público lo que hemos logrado y hemos investigado en los campos relacionados con la ufología.


Esta red de Internet ofrece una perspectiva diferente en la vida, y trabaja duro para mantenerle informado sobre los fenómenos inexplicables que ocurren en la isla de Puerto Rico y en el Caribe. Colectamos y recopilamos informaciones sobre los objetos volantes no identificados (OVNIS) y otros fenómenos inusuales que los medios de comunicación (la prensa) y la ciencia no están dispuestos de exponer al público, ni quiere estudiar, ni si quiera reconocer.


Cualquier encuentro o avistamiento inusual que usted haya tenido y desea una investigación y/o desea publicarlo en este sitio Web, puede ponerse en contacto con PRUFON en prufon@gmail.com. Usted se mantendrá anónimo(a) si lo indica por escrito.







La historia completa está en YouTube AQUÍ